Detalles del Artículo 0 comentarios

Cómo manejar múltiples metas financieras

VO_41Todos tenemos más de una meta financiera: desde tener la casa propia, cancelar una deuda, pagar la universidad de los hijos, renovar tu computador hasta ahorrar para un buen retiro, y muchas más.

Puede que ante tantos objetivos nos sintamos un poco abrumados y confusos, pero ciertamente podemos atender a todos y cada uno si nos creamos un plan y establecemos prioridades.

¿Qué es lo más importante?

Es más fácil y tentador darle más prioridad a los objetivos que están más cercanos en el tiempo, como renovar tu televisor, o tal vez en un par de años tu hijo ya empieza la universidad, y por eso dejas de prestar atención a los ahorros para tu retiro o cualquier otra meta de largo plazo.

Antes de que hagas eso, considera lo siguiente.: priorizar tus objetivos financieros. Haz una lista y empieza por estimar la cantidad de dinero que necesitarás para cada meta. Luego toma en cuenta el período de tiempo, la flexibilidad de tu presupuesto, retornos esperados si realizas algún tipo de inversión y cualquier otro tipo de fuente alternativa de ingresos, incluyendo la posibilidad ( las posibles desventajas) de acudir a un préstamo. Finalmente, decide cuáles metas son realmente esenciales y cuáles son lujos de los cuales puedes prescindir o postergar.

Un plan de acción para el éxito financiero

Una vez que has puesto en orden tus metas, toca seguir con la estrategia de ahorro.

Empieza por revisar el estado de tus finanzas y a estimar cuánto dinero podrás separar cada año, o incluso mejor, casa semana o mes. Luego decide cómo vas a distribuir tus ahorros entre tus varias metas. Claro, la porción mayor se la lleva la meta que mayor prioridad. Cuando desarrolles tu plan, se realista y flexible, pero también agresivo. Pocas personas se han arrepentido de ahorrar de más.

Porque un plan financiero es sólo tan bueno como tu compromiso a cumplirlo, considera hacer tus ahorros automáticos y explorar alternativas de inversión. Después de todo, ahorrar dinero significa no gastarlo, y la forma más fácil de desarrollar una disciplina financiera al largo plazo es deducir de tu salario automáticamente y hacer depósitos directos en dónde sea que hayas decidido ahorrar.

Sea que tengas sólo una o una docena de metas, tu prioridad financiera principal es ahorrar. En lugar de gastar tu sueldo y guardar apenas lo que te sobró al final del mes, comprométete a ahorrar primero, y nunca pierdas de vista tus metas.

¡Hazte fan de nuestra página en Facebook con un Me Gusta y síguenos en Twitter para estar siempre al tanto de lo que tenemos para ti y tus finanzas!

 

 

Comentarios de usuarios

Siga los comentarios por medio de RSS