Detalles del Artículo 0 comentarios

¿Sabes por qué vives donde vives?

VO_40A la hora de decidir dónde vamos a vivir, nos dejamos llevar por influencias que poco tienen que ver con nuestra situación financiera.

Tienes que mudarte de ciudad por tu trabajo  o decidiste salir de la casa de tus padres, ¿qué fue lo que hizo que te decidas por el lugar que finalmente elegiste?

Buscar y encontrar un lugar donde uno se sienta a gusto, en todo sentido, no es fácil, y aunque algunos amigos a veces quieren ayudarnos con sus recomendaciones, la decisión última está en tus propias manos.

De pronto, alguien te dijo “Oye, tienes que vivir en el barrio Amarillo, ahí está la mejor vida nocturna de la ciudad!”, o “no, acá tienes vigilancia permanente y es lo más seguro que hay”, o cosas así.

Aunque a todos nos gustaría vivir en el lugar más bonito, más seguro y más divertido, a veces dejamos estrechar nuestras opciones y terminamos pagando mucho más de lo que habíamos pensado en un principio. ¿Te ha pasado?

Llegas a una ciudad nueva y tus colegas te dicen que “tienes que vivir allí!”, o incluso te recomiendan agentes para que veas, pero todos ellos manejan esa zona preferencial o del momento, y pues como son expertos en vender, las ilusiones de vivir allí ya no tienen vuelta atrás y crecen hasta que terminas firmando el contrato.

El tema es que con el pasar de los meses, y con menos sentido de urgencia, te vas dando cuenta que hay otras zonas lindas que nunca fuiste a mirar, incluso apartamentos más grandes o tan buenos como el que estás pagando ahora, pero un ¡¡15, 20 o 30% menos!!

O de pronto escuchaste acerca de la idea de compartir un espacio con otras personas, pero no te convenció mucho porque estás acostumbrado a otra cosa entonces decidiste que mejor solo.

El costo de oportunidad, es decir, a lo que renunciaste por haber elegido comprar, o en este caso, arrendar, un lugar por sobre otro, fue alto. Porque piénsalo: elegir un lugar más económico, en un lugar cerca del metro u otro transporte que te lleve al trabajo, en lugar del otro lugar más caro que te queda a un par de cuadras, o irte a vivir solo, cuando compartir con otra persona te hubiera ahorrado miles de pesos, te hizo perder la oportunidad de ahorrar un dinero que podrías estar ahorrando para tus vacaciones o para cambiar tu computador que ya está viejito, o lo que sea que quieres!

Básicamente, nuestro mensaje es que al momento de buscar un lugar para vivir, que no sea solo un lugar donde vas a estar a gusto y porque alguien te dijo que “es la zona del momento!”, sino que sea un lugar donde tú y tus finanzas se sientan bien, donde no sientas la soga al cuello cada mes cuando pagas tu arriendo. El barrio “amarillo” puede parecerte lo mejor, pero tal vez no miraste bien el barrio “verde”, que tenía las mismas comodidades, a un precio bastante menor. No te quedes con la primera opción, y busca tu mejor alternativa.

Ten siempre en cuenta estos aspectos antes de hacer tu decisión final y tómate el tiempo de analizar qué es lo más conveniente para TI, es decir, cómo utilizar tus recursos de la forma más eficiente y beneficiosa para ti.

¡Hazte fan de nuestra página en Facebook con un Me Gusta y síguenos en Twitter para estar siempre al tanto de lo que tenemos para ti y tus finanzas!

 

 

Comentarios de usuarios

Siga los comentarios por medio de RSS