Detalles del Artículo 0 comentarios

Cómo administrar tu dinero si eres un anti-presupuesto

VO_35Para muchos, un presupuesto es como una dieta, lo asocian fuertemente al control y las limitaciones.

Aunque creemos en el poder que tiene esta herramienta en el manejo eficaz de nuestras finanzas, sabemos que hay personas que simplemente no van a hacerlo, pero queremos que ellas también encuentren una forma de lograr una vida financiera saludable.

Tener un presupuesto requiere de cosas que algunos no están dispuestos a sacrificar, como ser el tiempo en hacerlo, o porque les da pereza del sólo pensar en sentarse a confeccionarlo. Otros lo ven como algo poco flexible, o no logran adoptar la disciplina de mantenerlo y hacer un seguimiento detallado de gastos, etc.

Entonces ¿cuál es la mejor manera de seguir el rastro de nuestros gastos y poder vivir por debajo de nuestros ingresos sin hacer tantos números?

1. Reduce el dinero para gastos pagándote a ti primero

Separa automáticamente cada mes entre un 10-20% (o lo que te sea posible), como ahorros y muévelos al sistema de ahorro que hayas elegido, sea el colchón, una cuenta de ahorros o hacia algún instrumento de inversión, de acuerdo a lo que consideres tu mejor alternativa.

2. Encárgate de tus gastos fijos y esenciales

Ahora paga tus gastos obligatorios, como la renta, la hipoteca, las cuentas, las cuotas de tus deudas, etc.

Recuerda que el dinero que quites en el primer paso no debe privarte de afrontar tus gastos fijos. No dejes de cumplir con tus obligaciones.

3. Vive con lo restante

Sin necesidades de tablas en Excel ni cuadernos, el dinero restante es lo que usarás para el resto de tus gastos, básicamente lo variables.

Si gastas de más en algún área, se disminuye cuánto puedas gastar en las áreas restantes, lo que puedes compensar incrementando tus ingresos.

Hazte la promesa de no recurrir a la tarjeta de crédito para solventar un gasto innecesario sólo porque te pasaste con otros gastos.

4. Ahorra lo que quede

Si tienes la suerte de llegar a fin de mes con dinero restante, después de haber cumplido los 3 primeros pasos, el destino prioritario para ese dinero es el ahorro, en lugar de acumularlo para gastar más el próximo mes.

Recuerda que ningún plan financiero es posible si no tienes un poco de disciplina y consciencia y si no tienes en claro tus metas. El nivel de ingresos no importa si no sabemos utilizar inteligentemente los recursos que tenemos.

Tu bienestar financiero depende más de ti mismo de lo que crees, no lo dejes escapar.

¡Hazte fan de nuestra página en Facebook con un Me Gusta y síguenos en Twitter para estar siempre al tanto de lo que tenemos para ti y tus finanzas!

 

 

Comentarios de usuarios

Siga los comentarios por medio de RSS