Detalles del Artículo 0 comentarios

La belleza escondida de un presupuesto

bellezaLa palabra presupuesto les suena a mucho como privación. Creen que se trata de algo que nos dice lo que NO podemos hacer con nuestro dinero.

Sin embargo un presupuesto es para nosotros sinónimo de liberación, porque es lo que nos permite tener conocimiento pleno sobre nuestras finanzas y así tener control sobre ellas, para usar nuestros recursos de la forma más eficaz y beneficiosa posible para nosotros mismos.

Entiende el propósito real de un presupuesto

El beneficio de un presupuesto es que te ayuda a establecer límites, que no son más que aquellos que te dan la libertad de centrarte en lo más esencial. Aunque suene contradictorio, esta herramienta no es algo que te restrinja o no te permita disfrutar.

Bien hecho, tu presupuesto crea un refugio financiero que te ayuda a tomar mejores decisiones a la hora de gastar tu dinero. Porque entre tantas opciones disponibles, contribuye a que decidas de acuerdo a tus posibilidades y a cómo disfrutar tu dinero de la mejor manera. Incluso los millonarios tienen uno, sino ¿cómo podrían cuidar su riqueza?

Cómo se gasta saludablemente

¿Cuál es la mejor manera de distribuir tu dinero entre lujos/necesidades y ahorros? Nadie nos ha enseñado esto, así que si no sabes, no eres el único.

Pero con certeza podemos decirte que la forma óptima de hacerlo es con la fórmula 50/30/20. Es la manera más simple y eficaz de darle destino a nuestro dinero.

Básicamente, se trata de destinar el:

50% a tus gastos necesarios y esenciales;

30% a tus gastos opcionales o lujos; y

20% a pagarte a ti mismo (ahorros) y a pagar tus deudas.

Para una guía más detallada de ésta fórmula, visita Presupuesto 50/30/20: la receta para una vida financiera sana

Adáptalo a tu situación

Aunque poder ahorrar entre un 15 a 20% de tu salario por mes sería lo ideal, sabemos que estamos en la era de las deudas y muchas personas se encuentren presas de ellas, así que ese monto puede ser difícil de alcanzar para muchos.

Por eso, es posible y necesario hacer algunos ajustes según la situación financiera de cada uno. Si tienes deudas que pagar, esa es tu prioridad. Antes de ahorrar, debes cancelar tus deudas.

Una vez que te hayas librado de ellas, tendrás vías libre para empezar a ahorrar para tus metas.

Unas finanzas saludables requieren un presupuesto saludable. Este te da el poder de crear y mantener un camino financiero sólido, con consciencia de lo que es importante para ti.

Entonces ¿por qué belleza escondida? Pues porque no todos ven sus beneficios sino hasta que lo han comprobado!

¡No esperes más para empezar con el tuyo!

¡Hazte fan de nuestra página en Facebook con un Me Gusta y síguenos en Twitter para estar siempre al tanto de lo que tenemos para ti y tus finanzas!

 

 

Comentarios de usuarios

Siga los comentarios por medio de RSS