Detalles del Artículo 0 comentarios

Salir de deudas: lecciones para tu libertad financiera

VO_16Esta es la primera lección en el camino de combatir tu deuda y romper las cadenas de esa prisión financiera.

Queremos guiarte en los pasos más importantes y generales que te ayuden a salir de tus deudas lo antes posible.

Sabemos que hay casos particulares, y en ocasiones, drásticos, pero con estos consejos esperamos contribuir en términos generales con el objetivo de liberación financiera de cada uno.

 

1. Mantener y respetar un presupuesto

Es lo más primordial que debes hacer para empezar. Sabemos que representa un reto, básicamente por razones como: nos cuesta cambiar el estilo de vida a uno más moderado, por instinto pensamos más al corto que al largo plazo, o porque no estás ganando lo suficiente.

No es difícil caer en el ciclo ganar-gastar, pues esa forma de manejar el dinero está mas arraigado que el hábito de ahorrar; y la publicidad hace su parte en convencernos en gastar más, y en que mientras más tenemos más felices seremos, y así la línea entre necesidades y lujos queda un poco borrosa.

Lo cierto es que un auto de lujo o un par de jeans costosísimos no nos hacen felices. Nos causan un momento de felicidad cuando los compramos, pero no es algo que asegura nuestra felicidad sostenible en el tiempo. Disfrutar de lo que tenemos en lugar de lamentar lo que no, nos tendrá más contentos.

Entonces ¿qué hacer?

Lo primero es, si aún no lo tienes, hacer tu presupuesto. Para empezar tienes que saber que todos tenemos gastos esenciales y no esenciales.

Determina los primeros, basándote en tus gastos de vivienda, transporte, alimentación, etc. Luego, fija cuánto quieres y puedes destinar al pago de tus deudas. Los gastos no esenciales, como entretenimiento, son los que tendrán la menor prioridad y los que pueden quedar afuera por un tiempo, puesto que tu objetivo ahora es otro. Tienes que mentalizarte con tu meta.

Con un panorama más claro, ahora tienes que asumir el compromiso de respetar ese presupuesto. Escribe tu objetivo (el monto que planeas gastar y pagar cada mes) y haz lo que sea necesario para recordarte cada día ese número y no pasarte.

Así te asegurarás de estar destinando dinero cada mes al pago de tus deudas (hazlo automático) y de no caer en tentaciones que desvíen el dinero de tu meta final.

¡Ojo! Que acá no termina todo. Pronto, tendremos el paso 2 cuyo foco es cómo ahorrar para pagar una deuda. Mientras tanto asegúrate de no estar cometiendo los errores más comunes sobre las deudas.

¡Estén atentos!

¡Hazte fan de nuestra página en Facebook con un Me Gusta y síguenos en Twitter para estar siempre al tanto de lo que tenemos para ti y tus finanzas!

 

 

 

 

Comentarios de usuarios

Siga los comentarios por medio de RSS