Detalles del Artículo 0 comentarios

4 formas de empezar un fondo de emergencias

Pensar en tener dinero apartado para algo más que lo básico y sólo por las dudas puede ser difícil, por eso para muchas personas  es complicado ahorrar dinero para un fondo de emergencias.

Pero como sabemos e insistimos en la importancia que tiene contar con un respaldo de dinero para esos momentos difíciles e inesperados, no queremos que llegado el momento, tus finanzas no se vayan por la borda.

Porque apenas se enfrentan a situaciones de emergencia sin contar con un fondo para tal fin, las personas se ENDEUDAN; piden préstamos al banco, a los amigos, usan su tarjeta de crédito o tienen que salir a vender lo que no harían en situaciones normales, además de dejar de pagar cuentas.

Para evitar que termines haciendo esas cosas, tenemos para ti 4 ideas para que empieces de una vez a construir tu fondo de emergencias.

1. Usa efectivo y guarda el cambio.

Todo lo que te sobre de cualquier compra en efectivo, lo guardas, en una alcancía por ejemplo. Esto no puedes hacerlo cuando pagas con plástico.

Verás como esos pequeños billetes o monedas crecen casi sin que te des cuenta.

2. Ahorro directo.

Apenas recibes tu salario, deposita un porcentaje en una Cuenta de Ahorros especialmente para este fin. No sirve si la tienes en la Cuenta que utilizas para pagar cosas porque terminarás gastándolo.

Separa tu dinero para mejores resultados.

3. Vende lo que no uses.

Sin darnos cuentas solemos tener cosas en la casa que ya no utilizamos, y en lugar de tirarlos, piensa que alguien puede estar interesado en comprarlo.

Ayúdate de páginas de internet para hacerlo o en tus redes sociales. Cuando hagas algo de dinero vendiendo tus cosas, ponlo directamente en tu cuenta de ahorros de emergencia.

4. Gasta menos.

Aunque parezca obvio es el que más cuesta, pero te sorprenderías de los gastos innecesarios que hacemos, sea yendo demasiadas veces a comer afuera o comprando cosas solo por la marca.

Esos pesos extras podrían empezar a ir a tu fondo de emergencias si logras reducirlos.

Piensa e intenta determinar hacia dónde se está yendo tu dinero y qué cosas podrías recortar para aprovechar algunos pesos.

Y recuerda que lo ideal sería alcanzar el equivalente de al menos 6 meses de gastos.

Si quieres saber qué es realmente una emergencia, échale un vistazo a éste artículo.

¡Síguenos en nuestra página en Facebook con un Me Gusta y en Twitter para estar siempre al tanto de lo que tenemos para ti y tus finanzas!

 

 

Comentarios de usuarios

Siga los comentarios por medio de RSS