Detalles del Artículo 0 comentarios

El impacto de tus decisiones financieras en los más pequeños

Aunque los niños y adolescentes aprendan muchas cosas en la escuela y en la calle, las lecciones que más absorben son las que aprenden en casa, de sus padres.

La forma en que padres y madres se comportan se refleja luego en los hijos, y no sucede diferente cuando se trata del manejo del dinero.

En las escuelas aún no existe la educación financiera, por lo tanto lo que absorben viene en mayor parte de la forma en que ellos lo hacen.

Aunque hay estudios que dicen que es mayor la influencia de la madre (son las que manejan el presupuesto diario del hogar), ambos deben compartir  el compromiso con la educación financiera de los hijos.

¿Te has preguntado qué están aprendiendo ellos de ti con respecto a al dinero?

Los hábitos que tu tienes con el dinero, son los que vas a transmitirle a tus hijos, y si no son buenos, no es cuestión de arreglarlo con un “haz lo que yo digo y no lo que yo hago”.

Más bien, es ser el ejemplo para ellos.

¿Cómo?

Tus acciones con las que ellos van a replicar, entonces atiende a estas ideas para cuando ellos te acompañan a hacer las compras:

– Que vean que comparas precios.

– Que decides postergar la compra de algo que no es tan necesario.

– Conversa con ellos mientras compras, explicándoles porqué decides comprar eso y no aquello.

– Si compran ropa, enséñales las instrucciones de lavado, puesto que hay prendas que te harían gastar más en tintorería, como los limpieza a seco.

– Haz que lleven una calculadora y te ayuden a llevar la cuenta de lo que vas poniendo en el carrito de compras.

– Cuando vean promociones en los cereales que tanto le gustan, enséñales el precio con respecto al tamaño de la caja y ayúdalo a deducir cuál es más conveniente.

– Si hay promociones especiales, como lleva 2 x 1, analicen si realmente vale la pena y tiene sentido hacerlo. Depende del producto.

Cuando se trata de niños más grandes, adolescentes, ellos pueden eventualmente encargarse de hacer algunas compras en el supermercado. Para eso, diseña y enséñale un presupuesto semanal.

Pueden empezar por ir juntos y luego darle la responsabilidad de hacer las compras y así irá de a poco aprendiendo a manejar el dinero para las cosas necesarias que le será muy útil cuando empieza a independizarse.

La educación en la casa, contrario a la que se da en la escuela, no requiere de notas o de instrucciones especiales, ni se da en momentos especiales, como una clase, sino que sucede permanentemente. Por eso lo más importante es que los niños puedan absorber aquellas cosas que luego ellos mismos reconozcan como útiles y que los ayude a tomar buenas decisiones propias con su dinero en el futuro.

Si quieres saber más sobre cómo enseñar buenos hábitos financieros a tus hijos, lee estos tips.

¿Qué piensas? ¿Quieres saber más? Síguenos en @edmond_co y facebook.com/edmondcolombia

 

 

Comentarios de usuarios

Siga los comentarios por medio de RSS