Detalles del Artículo 0 comentarios

Consejo de mi Taxista: deja de pagar todo dos veces

Pocas personas discuten sobre finanzas personales con un taxista, pero te sorprenderías de cuántas veces me ha pasado.

Muchas veces me impresiona la profunda sabiduría que éstos guardianes de la calle aprenden sólo de observar pequeños momentos de la vida de tantas personas a lo largo del día.

En un viaje reciente desde casa al aeropuerto hace unas semanas no fue la excepción.

(Advertencia: hay algunos números aquí que no te gustará oír!)

Resulta que, como él me cuenta, hay dos formas de pagar por tu taxi – la forma fácil, y la difícil.

La difícil es pagar por 2 taxis, pero sólo utilizas uno.

Ningún taxista tiene $25 millones de pesos extras por ahí para un taxi nuevo, entonces sea que lo compres con ahorros, o a crédito, estás siempre haciendo pagos esencialmente.

Tus pagos/cuotas van, ya sea a pagar una deuda, o a construir tus ahorros.

Mensualmente tienes que hacer un sacrificio, sea para tu ÚLTIMO carro o tu PRÓXIMO carro –así es como funciona.

Entonces ¿por qué querrías sacrificar el doble de lo necesario?

Sería tonto ¿no?

Así es como mi taxista me dijo que le explicó a un novato hace un tiempo:

Un joven conductor va a comprar  un taxi nuevo por $25 millones, excepto que no ha ahorrado nada, así que tiene que comprarlo enteramente a crédito, y el banco le ofrece un préstamos a 5 años con una tasa de interés de 25% (alrededor del 2.1% mensual).

Eso significa que tienes una cuota de unos $735 mil pesos, por mes, durante 60 meses y vas a pagar un total de más de $44 millones de pesos hasta que devuelvas ese préstamo.

El taxista más experimentado sacudió la cabeza y se rió. “¡Pagaste por eso dos veces!

Bueno, ¿qué otra forma hay de hacerlo?

Le explicó al joven taxista:

El mismo día en que compré mi último taxi hace 5 años, empecé a ahorrar para mi nuevo taxi.

Cada mes depositaba $367 mil pesos – la MITAD de lo que tú tuviste que pagar cada mes por tu préstamo, y eso lo hice durante 60 meses.

Ahora, 60 x 367 mil es algo de 22 millones, pero como mi dinero creció a un 5% en un Certificado de Depósito a Término, esos 22 millones que yo puse crecieron hasta ser 25 millones, exactamente la cantidad que necesitabas para comprar el carro.

Cada mes pagaba $367 mil comparado a tus $735 mil, y sólo pagué un total de 22 millones, comparado a tus 44 millones.

Pagaste por dos autos y obtuviste sólo uno.

Ahora para un taxista las cosas son más claras. Es una parte del equipamiento que conforma una parte de su negocio, entonces la forma más eficiente de financiar su carro está clara – Empieza a Ahorrar Hoy!

Pero para ti y para mi, las cosas son un poco más complicadas.

Hay emociones y es más difícil empezar a poner dinero para algo que aún no tienes –como tu PRÓXIMO carro, en lugar de algo que ya tienes, como tu ÚLTIMO carro.

Aún así, no dejes que tus impulsos te confundan –financieramente es tan claro para ti como lo es para el taxista.

Si no ahorras ahora –pagarás el doble mañana.

– Por Michael P. Thelen

¿Qué piensas? ¿Quieres saber más? Síguenos en @edmond_co y facebook.com/edmondcolombia

 

 

Comentarios de usuarios

Siga los comentarios por medio de RSS