Detalles del Artículo 0 comentarios

Deudas: los errores más comunes que tienes que evitar

Una vida libre de deudas parece imposible de imaginar; todos los bancos nos ofrecen distintas tarjetas, ampliar nuestro cupo e inclusive hay algunos que se lanzan a endulzarnos con retirar la cuota de manejo.

Sin embargo, para vivir una vida tranquila y no estar pendiente de cuánto debemos aquí y allá, te mostramos cuáles son los errores más comunes que cometemos cuando entramos en el mundo del “compre ahora y pague después”, y te ayudamos a saber cuánta deuda puedes permitirte con un simple ejercicio.

1. Pedir préstamos para cosas innecesarias.

Las prioridades para cada uno son diferentes, lo sabemos. Pero comprar todo un equipo de sonido de última tecnología que haga de tu casa un cine, todos acordamos que no lo es. Los préstamos a los bancos deben solicitarse sólo para cosas que sean una inversión en tu futuro, como la compra de una casa, un carro e incluso para estudiar.

Si necesitas pedir un crédito te recomendamos que ahorres lo máximo posible, de tal forma que lo que debas pedir prestado sea mínimo. Intenta acordar con tu banco una tasa de interés que no te afecte en gran medida.

Tip:

– Esencial: no pidas préstamos para pagar otras deudas; de otra forma sólo lograrás endeudarte más.

2. Caer en la deuda de la tarjeta de crédito.

Lo primero que debes saber es que la tarjeta de crédito no es un fondo ilimitado de dinero que tienes a tu disposición. Todo lo que cargues en ella te será cobrado luego. Lo mejor sería usarla lo menos posible, y sólo para necesidades esenciales, pero como sabemos que es un poco complicado dejarla a un lado, ya sea porque compras por internet o porque debes diferir a cuotas algo que necesitas, lo ideal que puedes hacer es nunca cargarla con más de lo que puedes pagar. Una vez que entre tu nuevo pago, separa de inmediato lo que gastaste en la tarjeta y págalo de una vez.

Tips:

– Ten sólo una o dos tarjetas de crédito

– Fíjate si puedes hacer tus pagos automáticos por internet, así evitarás demoras.

– Procura pagar siempre todas tus cosas con el dinero que ya cuentas, y así no te verás forzado a pagar intereses de los créditos.

3. Pagar tarde o no pagar.

Siempre paga tus deudas a tiempo, y en lo posible paga todo el monto y no solo el mínimo. Entre mayores sean los pagos que realices más rápido saldrás de la deuda y menos dinero perderás en los fastidiosos intereses.

Tips:

– Una forma efectiva de pagar puntualmente es acordar un débito automático de tu cuenta con el banco, o ponerte tu mismo un alerta, sea en tu celular o calendario.

– Pagar las cuentas tarde te lleve muchas veces a usar tu tarjeta de crédito para saldarlas. ¡Eso te saldrá más caro!

4. Pagar el mínimo en la tarjeta de crédito.

Es tentador pagar sólo el pequeño porcentaje que te pide el banco para la tarjeta cada mes, lo que ellos no te dicen es todo el dinero que perderás en intereses cada vez que decides pagar el mínimo de lo requerido.

Cuando llegue el extracto bancario asegúrate de tener un dinero reservado para las compras que hiciste, de tal modo que puedas pagarlas en su totalidad.

Tip:

– Para que no te lleves sorpresas con el valor de todo lo que has comprado, lleva un registro contable de la tarjeta cada vez que la uses y cuando tengas tu siguiente ingreso resta todos los gastos inmediatamente y ve al banco lo antes posible para pagar lo que debes.

5. Tratar de salir de las deudas sin un presupuesto.

Pagar el máximo posible te ayudará a salir de la deuda, pero no si sigues gastando por igual. El presupuesto es una herramienta absolutamente necesaria para controlar nuestras finanzas. No podemos vivir con más de lo que generamos, es una regla de oro. Y para salir de las deudas tenemos que incluir su pago dentro del presupuesto que tenemos. Debes ser honesto contigo mismo en cuanto a lo que puedes y no puedes adquirir. Aquí no sirve el “yo pienso que si me alcanza el otro mes”.

Tip:

– Con papel y lápiz saca las cuentas reales de lo que estás haciendo con el dinero si no quieres encontrarte con sorpresas cada vez que llegue el extracto.

6. No comunicarse con el banco.

Si te cuesta trabajo seguir con el pago de lo que debes, la solución no es cortar comunicación con el banco y pretender que todo esta bien y se solucionará.

Tip:

– Pide una cita con un asesor y cuéntale tu situación financiera, muéstrate como un cliente fiel, y de una forma amable pídeles que te ayuden a crear un nuevo plan de pago y, si es posible, que te bajen la tasa de interés que estás pagando.

Tip de oro:

Un ejercicio que resulta muy útil a la hora de saber cuánta deuda podemos contraer cada mes, es decir, cuánto dinero de nuestros ingresos podemos permitirnos destinar a pagar deudas, es hacer el siguiente ejercicio. Recuerda procurar que tus deudas no superen el 15 a 20% de tus ingresos netos mensuales.

La cantidad de deuda total, por mes, que no debo exceder es:

(Ingreso mensual x 0.15; o 0.20) = $_____

Es decir, por cada $500.000 que ganes, para no exceder en más de 15% el dinero para tus deudas, no gastes más de $75.000 en ellas.

TEN EN CUENTA que esto tampoco significa que, si tu nivel de deuda es menor, debas aumentarlo, pues así estás haciendo un buen trabajo. En cambio, si estas excediendo el 20%, considera realizar algunos ajustes de rumbo para evitar caer en estos errores.

¿Qué piensas? ¿Quieres saber mas? Siguenos en @edmond_co y facebook.com/edmondcolombia

 

 

 

Comentarios de usuarios

Siga los comentarios por medio de RSS